Los padres más allá de la disciplina

La terapia de artes expresivas surge durante la década de 1970 con los aportes de Paolo Knill, Shaun Mcniff, Norma Canner y Elizabeth Mckim, quienes buscaban integrar diferentes modalidades artísticas dentro del ámbito terapéutico.

A lo largo del tiempo, la terapia de artes expresivas o arteterapia se desarrolló junto con otras disciplinas y contextos como la educación, la filosofía, la antropología, el ámbito organizacional y comunitario. La terapia de artes expresivas es una propuesta postmoderna que busca invitar a las personas o a grupos a participar de un espacio creativo en donde se establece un vínculo de confianza con el terapeuta o facilitador y en donde se pone en movimiento la imaginación de los sujetos para conectar con el mundo y su sensibilidad, con el fin de llevar a la cotidianidad su capacidad creadora y su capacidad para transformar la realidad (TAE Perú y TAE Barcelona, 2020)*.

Así como la terapia de artes expresivas en general el arte en todas sus formas permite que los niños y niñas conecten con sus emociones y se expresen libremente con espontaneidad y seguridad. Los espacios creativos propician un desarrollo integral, así como la identificación y potencialización de los recursos personales, la capacidad para pensar, imaginar, reflexionar y transformar las situaciones que son percibidas como complejas y difíciles. En ese sentido, resulta importante que los niños y niñas crezcan en interacción con lo artístico, ya que el arte al igual que el juego es un medio y una herramienta para comunicar su mundo interno, sus pensamientos, sus fantasías, sus afectos y también para conectarse con el mundo que los rodea.

Hoy en día el estar en casa es una gran oportunidad para compartir con la familia y sobre todo con los más pequeños diversas actividades artísticas que permitan fortalecer los vínculos, la escucha y la expresión emocional, a través de momentos llenos de juego, música y arte que impliquen asombro, confianza, apertura y sensibilidad. Más allá de la terapia y del consultorio, el arte es un gran espacio para que los niños y niñas al igual que los adultos puedan desplegar su creatividad y la riqueza de su esencia, de sí mismos.

Fuentes: https://www.taeperu.org |  https://taebarcelona.org