13 Header

En esta época del año, en esta coyuntura, podemos aprovechar que estamos en casa y dedicarle un poco de tiempo a jugar con los pequeños de la casa. Uno de los juegos más divertidos y aclamados de todos los tiempos “Jugar a disfrazarnos”. Adoptar roles, imitar e identificarse con personajes es una oportunidad de aprendizaje que permite ir interiorizando actitudes, comportamientos, hábitos y estilos sociales.

Estos contribuyen sustancialmente en la construcción de la seguridad personal, generan autoafirmación y preparan a los niños para futuras relaciones interpersonales, así como para los retos del futuro. Disfrazarse es un juego fantástico, en el que tenemos la oportunidad de darle rienda suelta a nuestra espontaneidad y creatividad.

Hermanos Disfrazados
Hermanos Disfrazados

Actuando e interpretando diferentes roles, el niño logra expresar con tranquilidad sentimientos que muchas veces le resulta difícil a la vez que le permite entender un poco más, y de una forma más natural, cómo son otras personas y otras situaciones.

En este contexto de cuarentena, puede ser un canal poderoso para que los pequeños, y porque no, también lo más grandes, saquemos a relucir nuestras inquietudes y juguemos al superhéroe y cómo hacerle frente a nuestras preocupaciones!

El disfraz

Cómo perder la oportunidad de que los niños tengan la oportunidad construir personajes y entregarse a la fantasía de la mano de elementos como sacos, buzos, corbatas, sombreros, gorros, capas, collares, cinturones etc. Sugiero seleccionar algunas cosas que pueda ser transformadas, así la experiencia de estimulación es completa, se pueden analizar materiales, planificar la acción, recortar, pegar, observar, discriminar formas, tamaños, colores y texturas.

En esta experiencia compartida fomentamos el vínculo y nuestra capacidad como padres de permitirle al niño tomar decisiones, validarlas y respetarlas, ya que la participación del niño es activa en este proceso, los detalles de color, forma, y el porqué de cada una de las características de este personaje, además, nos permitirá explorar la gran historia detrás de él.

Con los disfraces puestos

Niña superheroe

Disfrazado el/la nin@ adopta las actitudes del personaje elegido y pone en acción toda su creatividad. Usa todo su cuerpo para apoderarse del rol, controlando sus movimientos y estimulando su sistema psicomotriz.

Pero es en la interacción con los otros personajes que el niño finalmente da rienda suelta a su fantástica imaginación a la vez que experimenta un proceso acelerado de socialización y cooperación que implica respetar turnos, resolver situaciones problemas, y negociar: habilidades importantes que le servirán para muchas situaciones de su vida en el futuro.

¿Se atreven a intentarlo?